sábado, 7 de noviembre de 2015

IDENTIDAD EN CRISTO

2 Corintios 5:17 "De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas"
Todos los seres humanos tenemos una identidad que nos define; nuestra manera de comportarnos, lo que hacemos, como vestimos, pensamos, las cosas que seguimos, lo que nos a formado intelectualmente y nuestra forma de hablar entre otras muchas cosas, lo que nos fue enseñado por nuestros padres desde la niñez, Todo esto nos identifica y nos describe, dándonos así una identidad personal. La forma en que nos conducimos habla a otros sobre nosotros, e incluso una cultura es identificada con solo ver los rasgos, patrones que sigue un grupo, un pueblo, o una persona.

Veamos el concepto de identidad: Conjunto de rasgos o características de una persona o cosa que permiten distinguirla de otras en un conjunto.

Cuando nosotros vemos a una persona en la calle, esa persona puede, tan solo con su vestimenta, y su forma de caminar decirnos mucho.
En estos tiempos nosotros hemos sido invadidos en todo el mundo, para que seamos como..., o sigamos a...  Invitándonos incesantemente a ser imitadores de cantantes, actrices, actores, deportistas, políticos, modelos, gente de sociedad etc... Los medios de comunicación nos invitan a ser a vivir y a conducirnos como estos personajes que están de moda, haciendo que  muchas personas echen su identidad propia a un lado, para tratar de ser quienes realmente no son; intentando vivir la vida de otros.
La mayoría de los jóvenes de hoy en día están tan confundidos y no tienen idea de quienes son. La mayoría de las mujeres quieren ser y vivir como fulana de tal... La chica de moda del momento. Muchas se han entregado sin poder y sin tener a las cirugías que les invitan día a día a ser "Chicas perfectas", se visten con ropas que; aunque no le quedan bien; están de moda... Hombres, mujeres, jóvenes y niños están distraídos buscando cada semana a quien quieren parecerse, los psicólogos llaman esto "Crisis de identidad"... La verdad esto es terrible; pareciera tonto, pero es mas serio de lo que nos imaginamos, nuestra identidad es robada día a día por la presión del mundo y sus intereses vacíos y cambiantes que son semana tras semana una oferta de fraude para los seres humanos que compran este molde barato y fácil de romper. Esto; sin entrar en detalles sobre la confusión de la identidad sexual... Estos patrones externamente dan un mensaje de felicidad; pero solo Dios sabe el vació espiritual existencial que estás personas viven.

Aunque sea una vez en la vida, hemos vistos personas que se ven frágiles, inseguras, temerosas, nerviosas, con la cabeza gacha, la mirada perdida, que les cuesta hasta hablar con otras personas; y quizás podamos pensar en una infinidad de problemas que pueden presentar estas personas; pero todos estos rasgos pueden tener una profunda raíz en no haber tenido nunca un patrón seguro y firme de identidad a seguir; sabiendo cada individuo quien es, su valor, el valor que tiene para Dios quien lo creó, su misión y propósito en la vida, la seguridad y la paz de su alma y después de la muerte.
Jesucristo vino a buscar lo que se había perdido y la humanidad está completamente perdida en los afanes de este mundo pasajero, que cada vez da más y más señales del fin.
Lucas 19:10 "Porque el Hijo del hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido."

Cuando una persona recibe a Cristo como su Señor y su único Salvador, el Espíritu Santo de Dios que empieza a morar en su vida, le da la identidad de ¡Hijo de Dios! Jesús es nuestro modelo a seguir como nuestro, hermano mayor, quien fue maestro de maestros, con una moralidad intachable, con principios de vida en cuanto a la conducción de una persona, como hijas, como madres, en el matrimonio, en la comunidad, Jesucristo trabaja en nuestro espíritu y desde nuestro espíritu, es por ello que la identidad no sale de la ropa, del dinero o de los bienes materiales, sale de una relación personal espíritu con Espíritu con su creador Jehová.
Juan 1:12 "Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios"
El mundo nos guía desde nuestra carne, necesidades y según nuestros egoístas deseos "Yo" y mas nadie..., y si están torcidos y confundidos nada bueno va a salir. Cuando Jesucristo llega a nuestras vidas nos da la paz de tener a ese Padre consentidor desde las alturas cuidándonos y amándonos, eso nos da una completa y firme seguridad, nuestro comportamiento ya no va a ser según el vecino o el cantante más famoso; sino según lo que Dios dice que somos para él.

Nuestra identidad, NO debe salir según la sociedad, o según sean nuestro padres, según el qué dirán, según la farándula, o según una religión, la verdadera y más grande identidad de una persona debe salir de lo que Dios a dicho y dice de ella o él, y esto se logra através de una hermosa comunión con su hijo Jesucristo.
El mundo cambia y la verdad cada vez está más loco, no va para mejor, sino para peor.  Cristo es el mismo ayer, hoy, y por los siglos y está listo para darte la seguridad personal que tanto necesitas para que seas luz y deseches las tinieblas de tu vida.
Él me hace hija de Dios
Cuando tienes en tu corazón al Rey de Reyes tienes una mentalidad de Reino y quieres y deseas complacer y conducirte como el Rey manda, siguiendo a cada paso sus estatutos y mandamientos.
Ya basta de seguir las tendencias erróneas que nos da el mundo para mantenernos distraídos y darnos una falsa seguridad en sí mismos, o en la vida de aquel hombre o mujer lleno de problemas que también necesitan de un toque de Dios; no temas y entrégale tu corazón  a Jesucristo y pon tu identidad en el Hijo de Dios y serás transformada y afirmada en todas las áreas de tu vida; eso te dará la verdadera paz que sobrepasa el entendimiento humano y que muchos buscan en lugares equivocados y así obtendrás una seguridad e identidad completa en tu cuerpo, alma y sobre todo en tu espíritu.

Satanás le a robado la identidad a los seres humanos como hijos de Dios; pero Jesucristo vino y lo venció en la cruz del calvario y resucitó al tercer día para darte el privilegio a ti, que lees, de ser llamados nuevamente ¡Hijas de Dios!, hechos a imagen y semejanza suya, para darle gloria, honra y alabanza a su nombre. Somos luz en este mundo, tu espíritu desea hoy ser como el perfecto e inigualable e intachable, aquel que no tuvo pecado el Hijo del Dios viviente, ¡Jesucristo el Rey!

Mujer; para Dios eres más valiosa que las piedras preciosas, eres la niña de sus ojos, una princesa, real sacerdocio nación santa, eres escogida por Dios para grandes obras, eres única, un diseño exclusivo de Dios, hija amada, ¡LIBRE EN CRISTO! coheredera en Cristo, Eres luz, sal de la tierra, embajadora de Dios aquí en la tierra, ungida del cielo, vales la sangre derramada del Hijo de Dios, eres templo de su Santo Espíritu, escogida, ayudadora... Eres una mujer de gran virtud y estima para Dios, quien te ama con amor eterno y te ofrece vida en abundancia por medio de su Hijo Jesús...

Tú gran valor está en Cristo y  es infinito, porque te ama demasiado, eres su bella princesa...
¡Eres completamente libre en Cristo Jesús!

Gálatas 4:7 "Así que ya no eres esclavo, sino hijo; y si hijo, también heredero de Dios por medio de Cristo"

Yubisai Suniaga Rada

1 comentario:

  1. Palabra de Dios, que hace la diferemcia en lo que creer ser y en ser realmente.. Dios te ha dado identidad como una hija de Dios!!!

    Dios te bendiga

    ResponderEliminar